Главная 7 Embarazo y parto 7 Toxicosis en el embarazo temprano, el embarazo y el parto

Toxicosis en el embarazo temprano, el embarazo y el parto

Hasta mi ingreso, por así decirlo, en una vida embarazada, no tenía idea de que la toxicosis es un síntoma tan problemático que es muy difícil de combatir. Y en la mayoría de las opciones, simplemente tiene que aceptar el hecho de su existencia y simplemente pasar por este período, aliviando su tormento con los pensamientos de una reunión temprana con el bebé.

Diez días después de enterarme del embarazo, mi esposo y yo nos fuimos de vacaciones a Karaganda. Caminamos allí todo el día, comimos helado, tomamos fotos y pasamos nuestro tiempo de todas las maneras posibles. Una semana después volvimos a casa y casi al día siguiente mi relación comenzó con una bestia sin precedentes llamada Toxicosis.

Me desperté por la mañana, preparé mi desayuno y … me precipité, lo has adivinado, a los brazos de un amigo de cerámica. Sin darle ningún significado especial, hice tareas domésticas todo el día, ya que no había tanto tiempo para el final de las vacaciones.

Al día siguiente todo volvió a pasar. Aquí ya lo he pensado. Anteriormente, esto no me sucedió durante dos días seguidos, casi al mismo tiempo. Por supuesto, tengo náuseas en la vida. No voy a dedicarme a explicaciones detalladas, solo puedo decir que muchos factores pueden hacer que sienta náuseas.

Por lo tanto, cuando compartí mis pensamientos sobre la toxicosis con mi esposo, no se sorprendió al decir que esto es muy similar a mí. Pero resulta que eran, como dicen, flores. Experimenté todos sus encantos cuando salí del trabajo por trabajo.

La mañana fue divertida. El plan era: Levantar, lavar, desayunar, caminar con un amigo de cerámica, trabajar. En el trabajo, los ataques de náuseas me perseguían constantemente. No pude hacer ningún movimiento brusco.

Y a un metro del edificio de nuestra obra está cocinando. Entonces, si el olor a tartas fritas o algo más vagaba por la ventana, era insoportable para mí.

Traté de ayudarme con la ayuda de chupar caramelos de menta. Bebe agua sin gas con jugo de limón. Comió naranjas. Ayudó por un tiempo.

Después, simplemente no pude abrir un refrigerador prácticamente vacío, en cuyo estante había una toronja y un frasco de jugo de granada, ya que envié todo lo demás al ginecólogo en una oleada de otro ataque de náuseas.

Ella me aconsejó que separara las comidas. Es decir, primero la cena principal, y después de un rato el té. Y le dio dirección al gotero con la glucosa. Y solo después de ellos se me hizo más fácil y la toxicosis me abandonó gradualmente.

Ahora creo que incluso si él me visita nuevamente durante el próximo embarazo, puede ser revivido.

¿Tuviste toxemia en las primeras etapas?

О admin

x

Check Also

¿Debería dar a luz un hijo para mí, el embarazo y el parto?

Encuentra un ser querido, cásate, ten un bebé … Parece que el guión estándar. Sin ...

¿Debería asistir a cursos para mujeres embarazadas, embarazos y partos?

Hoy en día, las escuelas para mujeres embarazadas se están volviendo muy populares. Abren en ...